Agitadores G&G con eficiencia energética IE3

A partir del 01 de Enero del 2015 entra en vigor la segunda fase del reglamento 640/2009, por lo que G&G Ingenieros suministrará sus agitadores de potencia igual o superior a 7,5kW con clase de eficiencia IE3.

A partir de Noviembre del 2014 todas las ofertas de agitadores serán acordes a esta normativa.

Agitadores para la suspensión de sólidos

Para realizar la puesta en suspensión de partículas sólidas en un líquido, el móvil de agitación debe ejercer una acción enérgica sobre el fondo de la cuba para provocar el deslizamiento y el rodamiento de las partículas. En seguida se precisa que la circulación del líquido sea suficiente para poder arrastrar las partículas en el seno de la fase líquida.

Ese valor característico utilizado para definir la puesta en suspensión de partículas sólidas en la fase líquida, es la velocidad de rotación mínima de todas las partículas sobre el fondo de la cuba.

A menudo, el objeto principal de la operación de mezcla es el mantenimiento en suspensión homogénea de las partículas sólidas en el líquido. En este caso, es indispensable una circulación enérgica del líquido en todo el volumen de la mezcla. Los factores hidrodinámicos importantes serán por tanto el perfil de velocidades del fluido y el caudal de circulación. la configuración del sistema de agitación se orientará hacia aquella que conduzca a una eficacia de circulación óptima.  En G&G Ingenieros recomendamos utilizar móviles axiales de gran diámetro lo que permite además limitar los fenómenos de abrasión.

Tipos de hélices de perfil delgado PD

En G&G Ingenieros utilizamos las hélices de palas de perfil delgado PD en nuestros agitadores debido a que es la solución perfecta en múltiples aplicaciones.

  • Estas hélices crean un flujo predominantemente axial.
  • Bombeo de gran rendimiento.
  • Porcentaje de turbulencia de bajo a moderado.

Dentro de ellas, existen diferentes modelos con sus peculiaridades:

Hélice PD 31

Hélice de perfil delgado con un porcentaje de turbulencia medio.

Adecuada para homogeneizaciones, mezclas con viscosidades medias, suspensión de sólidos y transferencia térmica.

helice PD31

Hélice PD10

Hélice de perfil delgado con un porcentaje de turbulencia bajo. Genera grandes caudales con muy poco cizallado.

Adecuada para agitadores horizontales, desaireación de fangos previa a filtrado, recirculación en tubo…

helice PD10

Hélice PD 33

Hélice de perfil delgado con un porcentaje de turbulencia medio. Su borde curvado la hace muy adecuada en el manejo de fibras.

Adecuada para homogeneizaciones, mezclas con viscosidades medias, suspensión de sólidos y transferencia térmica.

helice PD33

Hélice PD 12

Hélice de perfil delgado con un porcentaje de turbulencia muy bajo. Genera grandes caudales con muy poco cizallado.

Diseñada para procesos de floculación.

helice PD12

Ver también:

Hélices de perfil delgado

Aplicaciones de las hélices de perfil delgado

Agitadores G&G en la EDAR L’ALT MARESME

G&G ingenieros ha suministrado a través de su cliente Degremont los siguientes agitadores para la Estación Depuradora de Aguas Residuales L’Alt Maresme, situada en Barcelona que trata las aguas residuales de Pineda de Mar, Calella, Santa Susanna, Malgrat y Palafolls.

  • 2 Agitadores verticales de 4 kW para Coagulación
  • 2 Agitadores verticales de 7,5 kW para Floculación

Junio 2010

Aceleradores de flujo

G&G Ingenieros incorpora a sus productos aceleradores de flujo para instalaciones de depuración, industrial y de biogas.

Están especialmente indicados para aplicaciones en tanques de nitrificación, desnitrificación, tratamientos de lodos activos, desinfección, para mezclas industriales y en los digestores de las instalaciones de biogas para homogeneizar y destratificar y así impedir la formación de capas duras superficiales.

Con potencias desde 1,5 kW a 5,5 kW.

Acelerador de flujo 1

Agitadores sumergibles

G&G Ingenieros incorpora una gama de agitadores sumergibles indicados en los procesos de mezclado, homogeneización y agitación de líquidos en las instalaciones de tratamiento de las aguas residuales.

La potencia de estos agitadores oscila entre 1.5 kW y 18,5 kW.

Para ambientes muy corrosivos disponemos de agitadores sumergibles en acero inoxidable AISI 316 con potencias de 0.75 kW a 3 kW.

agitador sumergible 1

agitador sumergible 2

La fatiga: el factor de seguridad a la fatiga FSF de un agitador

El objetivo de un agitador es generar desequilibrios en un fluido y esto hace que se encuentre sometido a esfuerzos diversos. Dichos esfuerzos se ven reflejados en el siguiente enlace.

El par torsor y los demás esfuerzos son absorbidos en primera instancia por el móvil y el segundo elemento en absorber esfuerzos es el árbol (par torsor y momento flector) que los transmitirá al reductor.

Todos los elementos deben estar diseñados para soportar los correspondientes esfuerzos con el índice de seguridad adecuada.

El árbol de un agitador es una barra metálica sólida o hueca que transmite la rotación y la potencia. Los árboles operan bajo un amplio rango de condiciones de servicio, incluyendo ambientes corrosivos y altas temperaturas y están sometidos a cargas de tracción, compresión, torsión, flexión o una combinación de ellas variable. Los árboles se fabrican en varios materiales de acuerdo a su aplicación, siendo los aceros al carbono y los aceros inoxidables AISI-304L y AISI-316L los más utilizados.

La fatiga es la causa más común de grieta o incluso rotura de los árboles y se puede presentar a partir de imperfecciones metalúrgicas o de diseño. Por ello, hacer el diseño del agitador teniendo en cuenta el factor de seguridad a fatiga es fundamental.

Pero, ¿Que es y cómo se produce la fatiga?

El diseño de los árboles sometidos a cargas dinámicas, cuya aplicación es repetitiva o fluctuante a través del tiempo, aún cuando el esfuerzo nominal resultante sea menor que el de fluencia, induce a cambios en la estructura interna del material, originando microfisuras que al propagarse llevan a una fractura progresiva llamada fractura por fatiga.

Por lo tanto, el cálculo de fatiga es un cálculo dinámico de las fuerzas que actúan sobre el árbol del agitador. El análisis de fatiga estructural es una herramienta para evaluar la validez del diseño de un agitador o su durabilidad bajo condiciones de servicio normal y bajo condiciones normales de operación. Si los resultados de desplazamientos y tensiones están por debajo de un cierto nivel admisible, se puede concluir que el diseño es seguro con independencia de cuantas veces se aplique la carga.

Un factor de seguridad a fatiga de 1 indica que, si los cálculos fuesen totalmente exactos (que nunca lo son), el agitador nunca se rompería y su vida sería infinita. En G&G Ingenieros siempre proporcionamos este valor y escogemos este factor de mínimo 2.5 como seguridad en cuanto a las condiciones de funcionamiento y para cubrir las diferentes inexactitudes que se manejan en el diseño.

Agitadores portátiles

En no pocas industrias aparece el problema de agitar volúmenes pequeños para generar disoluciones o simplemente homogeneizar productos líquidos previamente a su utilización.

Se tiende a pensar en un agitador portátil de muy poco peso, que se pueda alternar por los diversos contenedores.

Hay que tener en cuenta dos importantes parámetros como son las características de los diversos productos y sus continentes por un lado y la forma de fijar el agitador por el otro.

 Disoluciones y homogeneizaciones de productos con viscosidades próximas a las del agua permiten la utilización de pequeños móviles como del tipo marino a velocidades altas por lo   que el agitador puede ser muy ligero ya que únicamente estará constituido por el motor, un palier de guiado, el árbol y el móvil. Este tipo de agitadores es portable pero la cuestión se reduce a la forma de fijarlo en los diferentes recipientes.

De otra parte, productos viscosos que producen espumas o que no admiten alto cizallado requieren agitadores lentos lo que obliga a la utilización de reductores con el consiguiente aumento de peso del equipo. Estos agitadores son más fiables técnicamente que los rápidos ya que a los menores esfuerzos y velocidades se suma que no pasarán por la velocidad crítica.

Balsas de templado (III): Piezas grandes

Cuando las piezas son de grandes dimensiones el problema adquiere otras características.

Es preciso alcanzar un nivel de homogeneidad y reparto de flujos lo más uniforme posible con el fin de que todos los puntos de una pieza recibas la misma cantidad de líquido y con la misma velocidad para que la velocidad de enfriamiento sea igual y por lo tanto las características de templado coincidan.