Suspensión de sólidos

Para realizar la puesta en suspensión de partículas sólidas en un líquido, el móvil de agitación debe ejercer una acción enérgica sobre el fondo de la cuba para provocar el deslizamiento y el rodamiento de las partículas. Enseguida se precisa que la circulación del líquido sea suficiente para poder arrastrar las partículas en el seno de la fase líquida.

Ese valor característico utilizado para definir la puesta en suspensión de partículas sólidas en la fase líquida, es la velocidad de rotación mínima de todas las partículas sobre el fondo de la cuba.

A menudo, el objeto principal de la operación de mezcla es el mantenimiento en suspensión homogénea de las partículas sólidas en el líquido. En este caso es indispensable una circulación enérgica del líquido en todo el volumen de la mezcla. Los factores hidrodinámicos importantes serán por tanto el perfil de velocidades del fluido y el caudal de circulación. La configuración del sistema de agitación se orientará hacia aquella que conduzca a una eficacia de circulación óptima. Es recomendable utilizar móviles axiales de gran diametro lo que permite además limitar los fenómenos de abrasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

839 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

HTML tags are not allowed.