Balsas de templado (III): piezas grandes

Cuando las piezas son de grandes dimensiones el problema adquiere otras características. Es preciso alcanzar un nivel de homogeneidad y reparto de flujos lo más uniforme posible con el fin de que todos los puntos de una pieza recibas la misma cantidad de líquido y con la misma velocidad para que la velocidad de enfriamiento sea igual y por lo tanto las características de templado coincidan.

La experiencia ha demostrado que al ser piscinas de grandes volúmenes se consiguen estos resultados con agitadores horizontales uniformemente distribuidos por dos paredes contrarias.

Se requiere prestar mucha atención a la forma, número y posición de los deflectores adecuados para conseguir el reparto uniforme del caudal, así como a la energía de agitación aplicada y su distribución en el tanque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

59 − 51 =