Agitadores verticales o agitadores sumergibles

Los agitadores verticales surgieron de la necesidad de controlar las mezclas en tiempo de ejecución o las transmisiones de calor en los reactores y evolucionaron modificando y optimizando los perfiles de las palas.

En contraste, los agitadores sumergibles los desarrollaron los fabricantes de bombas sumergibles, que vieron esa posibilidad al aplicar una hélice al motor sumergible. agitadores verticales agitadores sumergibles

La comparativa de los agitadores verticales con respecto a los sumergibles presenta las siguientes diferencias:

  • Impulsores de grandes diámetros a velocidades bajas proveen mejor mezclado en todo el volumen de líquido. Por lo cual, se eliminarán los filetes de sólidos distribuidos por el fondo del depósito y acumulados en las esquinas.

  • Además, el agitador vertical provee flujos verticales con dirección y sentido contrarios a la acción de la gravedad por lo que actúa con mayor rapidez y eficacia sobre suspensión de sólidos, fibras, etc. ya que la causante de la estratificación es la fuerza de la gravedad.

  • En consecuencia tenemos un mejor mezclado y niveles de potencia mucho menores.

  • No hay componentes eléctricos sumergidos.

  • No se requieren rodamientos y cierres sumergidos.

  • Por otra parte, se puede actuar con líquidos corrosivos y calientes.

  • No es necesario parar la instalación para hacer las labores de mantenimiento.

  • Además con un buen diseño no se necesitará vaciar el depósito para la limpieza de sólidos.

Un ejemplo práctico de agitadores verticales:

Depósito tampón de sección 9×9 m y altura de líquido 5 m. Se trata de homogeneizar el agua residual de correntias que contiene.

  1. Con agitadores sumergibles, según ábacos utilizados, se precisarán 25W/m3

    El volumen es de 405 m3 405×25 = 10.125 W.

    Se toma un agitador sumergible de 11kW con diámetro de hélice 600 mm a una velocidad de 351 rpm.

    Con esto conseguimos un caudal de 3977 m3 /h que generará 9,8 renovaciones/hora.

  2. Con agitador vertical se toma una hélice de perfil delgado de alta eficiencia. El diámetro es de 2500 mm y a una velocidad de 30 rpm. En consecuencia proveerá una velocidad de flujo a la salida de la hélice de 0,54 m/s, un caudal de 9535 m3 /h. Esto generará 24 renovaciones/hora y un tiempo de mezcla de 3,33 min. El motor de accionamiento será de 2,2 kW.

Sin duda alguna, con el 20% de la potencia se consigue un 239% de caudal y mucho mejor orientado y distribuido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

− 1 = 1