Destrucción de espuma

Durante la agitación de productos orgánicos e inorgánicos de diferentes viscosidades pueden producirse espumas en la superficie de los productos. Esto puede evitarse en los agitadores de velocidad lenta con un segundo móvil cerca de la superficie que produzca el movimiento superficial suficiente para destruir la espuma. En general, conviene que sea aspirante, es decir, que lance el flujo hacia la superficie, para evitar la introducción de aire.

Otro agitadores especiales para la rotura de espumas, giran muy lentamente con un móvil “barredor” de la espuma y lamiendo la superficie del líquido.